Adiestramiento_educacion canina_dogminancia

No. Es evidente que educar no es lo mismo que adiestrar aunque, cuando hablamos de perros, normalmente  se utilizan indistintamente, como si realmente fuesen sinónimos…. Cualquiera puede conseguir, por muchas vías distintas y con mas o menos facilidad o destreza, que un perro se siente, te de la patita, etc. Adiestrar es algo tan al alcance de cualquiera  que se hace con distintos animales y métodos (e incluso sin método) en todos los lugares del mundo (serpientes en Marruecos, Elefantes en la India, osos en Rusia, delfines en España….). Y no decimos que adiestrar bien o conseguir que un animal realice una acción compleja sea fácil. Es algo que requiere tiempo y dedicación y que también debería requerir poseer unos buenos conocimientos (sobre como aprende o se comporta el animal en cuestión, los factores externos e internos que pueden influir en su comportamiento, etc.). Pero todavía hoy en día, en pleno siglo XXI, la mayor parte de las veces se adiestra sin ningún tipo de conocimientos del animal, con unos conocimientos mínimos o con un enfoque equivocado, utilizando únicamente el castigo físico y/o distintos métodos aversivos.

¿A donde queremos llegar? Pues resulta que hace unos días nos encontramos con el padre de una amiga y, tras charlar sobre distintos temas, nos pregunta “¿que tal? ¿como vais con los perros?”. Y tras contarle un poco, acaba diciéndonos que esa misma mañana ha estado viendo “el programa ese que ponen en la tele… el del tío ese que es la h…ia ¿lo habéis visto ? ¿no?” y ” ¡j..er que tío! ¡lo que sabe! ¡en dos minutos consiguió que el perro que era un demonio se quedase allí quietecito” y nos empieza a explicar que “claro, el tío les decía a los dueños que tenían que dejar de tratar al perro como si tuviese sentimientos ¡Los perros no tienen sentimientos!”. Nuestras caras debieron ser un poema porque directamente nos pregunta “Porque… ¿no pensaréis que los perros tienen sentimientos? ¿no?” y le respondemos “Ángel, claro que los perros tienen sentimientos, lo que pasa es que no son como los nuestros, es algo que está demostrado científicamente…” (no le podemos decir que es algo que cualquiera que haya compartido su vida con un perro ha podido comprobar por si mismo porque sabemos que él ha tenido perro…)”

Cuando nos despedimos de Ángel, tenía bastante malestar y no podía dejar de darle vueltas a la cabeza… ¿cuanta gente verá el programa cada semana? ¿que aprenden esos niños a los que les gustan los perros y que están deseando que llegue el fin de semana para poder verlos en la tele? Un semidiós que resuelve todos los problemas que le ponen por delante en cuestión de minutos será mejor o peor adiestrador, eso es algo opinable, pero seguro que no es educador ¿como lo va a ser si es capaz de difundir la idea de que los perros no tienen sentimientos y que lo único que tienes que saber sobre ellos es que tienes que ser tú el que mandas? ¿es posible educar sin conocimientos sobre como se relacionan, se comportan, sienten, etc. los perros y con el miedo, el castigo y la dominancia como únicos recursos? No lo creemos.

Educación no es mostrar una secuencia con un perro quieto porque le han pegado un buen tirón con el collar de ahorque o le han dado una “patadita” en el costado. Educar sería mostrar a personas que realmente entienden a los perros, que les conocen, les respetan y saben lo que ambas especies necesitamos para convivir juntas. Educar sería enseñar a los mas pequeños que las cosas buenas a veces llevan su tiempo o que en este mundo hay otros seres vivos que también sienten y padecen y merecen nuestro respeto…

Ya lo hemos dicho muchas veces. El adiestramiento (muchas veces, mal llamado educación canina) “idílico” que nos venden en la televisión, en muchos centros caninos, etc. es una gran mentira. El 99,9% de las personas que conviven con un perro no necesitan tener un perro que les haga un “junto” de manual, ni le van a dedicar el tiempo necesario para conseguirlo… Evidentemente, puedes conseguir que un perro que está corriendo como loco se quede quieto si le sueltas una buena descarga… Pero nunca nos muestran los “efectos secundarios” de este sistema. Hace ya muchos años que se emiten estos programas y que las calles están llenas de “encantadores de perros”  que han visto todos los capítulos, han leído todo lo que se publica en internet o han hecho un “curso de educación canina”  (sin ningún tipo de acritud ya que estas personas, entre las que, de algún modo, un día  también estuvimos nosotros, no son mas que víctimas de una gran máquina de hacer dinero) pero no vemos, ni mucho menos, que la relación de las personas con sus perros haya mejorado en estos años (del bienestar de los perros ni hablamos). Lo que vemos por las calles son muchos perros fuera de si, desconcertados, con miedos… y  muchas personas que sufren con sus perros, en lugar de disfrutarlos.

No. no es lo mismo adiestrar que educar. Hay una forma de adiestrar, aparentemente  rápida, aunque la mayor parte de las veces acaba siendo la vía mas larga y problemática, que ha cogido una gran popularidad en los últimos años, que no sirve de nada a la mayor parte de las personas que comparten su vida con un perro y que casi siempre es una parte fundamental del problema (generan problemas de comportamiento en los perros, frustración y confusión en las personas y los perros, etc.). Sin embargo, un poquito mas de educación canina si sería muy útil para el día a día (el que todavía no sepamos que los perros tienen sentimientos nos hace pensar que es así  y que todavía tenemos mucho margen de mejora…). Y sí, somos conscientes de que cuando hemos hablado de adiestramiento lo hemos hecho solo hacia los perros y cuando hemos hablado de educación hemos hablado de personas y perros…. porque para mejorar la relación con nuestro perro no solo hay que educar a este último (que también). Es mucho mas importante y más útil educar a las personas. Y de verdad que no tenemos nada en contra de nadie pero no podemos quedarnos de brazos cruzados viendo que este “método” y este tipo de programas han calado tan hondo en la sociedad y han hecho y hacen tanto daño a la educación canina y la relación de las personas con sus perros…

Muchas veces hemos hablado y/o debatido sobre el tema y siempre llegamos a la conclusión de que, probablemente, un programa de televisión sobre verdadera educación canina no tendría éxito. Es evidente que no sería tan espectacular para el público general como lo es ver a alguien con poderes sobrenaturales, un superhéroe que todo lo puede, pero sería tan educativo y tan bonito…

Desde luego, el día que una cadena de televisión tenga el valor de hacerlo, habrá ganado, al menos, dos televidentes. Sí, es una miseria, pero… ¿Y si somos más de los que pensamos? (si eres de los nuestros, por favor, dínoslo, aunque solo sea para alegrarnos el día…)

Y recuerda lo más importante….¡No te olvides de disfrutar de tu perro!

Puedes ver todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Enter, el “salao” de la foto, se dejaría adiestrar, educar o lo que le pidas con tal de que le des un hogar. Si quieres darle la oportunidad que se merece puedes ponerte en contacto con Hoope:

 

2 comments

  1. Totalmente de acuerdo con vosotros. Educar no es adiestrar. Os animo a seguir difundiendo vuestras ideas, que se basan en el respeto y el amor a los perros, seres con sentimientos y emociones, ángeles para todos los humanos. Felicidades por vuestras publicaciones. Hacen mucho bien.

Deja un comentario