Dogminancia_cachorro miedo

La semana pasada, hablando con un amigo de la infancia, al que hacía tiempo que no veía, me comentaba que “su perro era buenísimo y que podían estar tranquilamente comiendo en una mesa baja, que él no les molestaba, ni cogía comida ni nada y si alguna vez lo hacía, le decía un NO y él agachaba la cabeza con cara de bueno, sabiendo que había hecho mal y como pidiendo perdón”. Fue un ejemplo tan claro de ese error de concepto muy generalizado, consistente en pensar que un perro que te obedece es un perro bien educado, que no he podido resistirme a escribir sobre ello.

Para alguien que sepa un poco sobre lenguaje canino, es evidente que el perro de mi amigo no le tenía respeto, ni le estaba pidiendo perdón. No es necesario ver la situación para saber que ese perro le tiene miedo ¿le habrá levantado la mano alguna vez? ¿le habrá gritado “fuera” mientras salía corriendo detrás de él? ¿le habrá sometido para que sepa quien manda?…. seguramente un poco de todo. Lo que es evidente es que su perro le tiene miedo y que en esas situaciones solo intenta decirle “¡Eh tranquilo! No me hagas nada…..”.

No me sorprendió cuando me dijo que el único problema que tenía con él es que, cuando estaba suelto, muchas veces “le vacilaba” y no quería ir con él cuando le llamaba. Tampoco me hace falta ver la situación para imaginarme a mi amigo de la infancia cada vez mas enfadado, llamando a su perro, mientras éste le lanza señales de calma que él, por supuesto, no ve. Al final el perro acaba acercándose, con la cabeza gacha, el rabo entre las piernas, describiendo círculos, olfateando el suelo, relamiéndose…. o incluso orinando por el camino. Sí, no hay duda, le tiene miedo ¿Acaso no es totalmente normal que cuando el perro está suelto y tiene la opción de elegir libremente, elija no ir con una persona a la que teme y que es totalmente impredecible para él? Sí, también es cierto que le podrá poner un collar eléctrico, podrá atarle con una cuerda larga, etc. y podrá parecer que funciona, pero si no cambia su forma de relacionarse con él, el perro le seguirá teniendo miedo y un perro con miedo es un perro inseguro e impredecible:

¿Que pasaría si un día el perro cansado de lanzar mensajes que nadie parece entender te gruñe o lanza un bocado al aire? Seguramente si el perro es un Yorkshire, tampoco le daremos mucha importancia (al menos en un primer momento) pero ¿y si es un perro grande? ¿y si es un “PPP”? Ojo, que en ese caso los que empezaremos a coger miedo seremos nosotros y tendremos la peor combinación posible: perro con miedo+persona con miedo=muchos problemas.

Dogminancia_perro miedo

Al final, el que es seguro que sufrirá esta mala gestión será el perro porque pensaremos que es un perro testarudo, nervioso, agresivo…. y todo por no ser capaces de detectar que el pobre simplemente nos teme y por no poder relacionar esa acción que tanto nos preocupa (reactividad hacia perros, agresividad, conductas destructivas, etc.) con nuestra forma de relacionarnos con él.

Es cierto que “si realizas un trabajo fino” en determinado tipo de perros, el peludo te puede obedecer toda la vida sin, aparentemente, desarrollar ningún problema (cuanta gente nos dice, por ejemplo, que en su pueblo a los perros siempre les han tratado así y que no pasa nada). Pero si que pasa (perros tremendamente territoriales, posesivos, huidizos, desconfiados con las personas…). En determinados casos incluso podría parecer que tenemos un perro perfecto pero, aunque fuese así (que no lo es), deberíamos pensar si eso es realmente lo que queremos. Me resulta difícil creer que una persona normal quiera convivir con un perro que le tiene miedo, aunque consiga que le obedezca en todo momento. No entra en mi cabeza, ni le encuentro el sentido a tener un perro en estas condiciones, aunque está claro que, como se dice en mi pueblo, “hay gente pa tó”. Lo malo es que, como hemos comentado, será el perro el que sufrirá las consecuencias (aunque no olvidemos que nosotros también podemos llegar a sufrirlas, por lo que, aunque solo sea por puro egoísmo, sería recomendable replantearse el sistema).

En dogminancia.com nos gustan los perros vivos. Los perros que se comportan como perros y que ladran, corren, olfatean…. e incluso fallan. No creemos que debamos exigir a nuestros perros mas que a nosotros mismos. Y somos los primeros a los que nos gustan los perros bien educados pero, por favor, no cometamos el error de confundir un perro con miedo con un perro bien educado. El perro con miedo, en el mejor de los casos, no fallará cuando le demos una orden pero podrá desarrollar graves problemas de conducta, derivados de este miedo. Sin embargo, el perro bien educado no desarrollará estos problemas de conducta y, seguro, fallará menos que un perro temeroso pero ¿y si fallase? Me quedaré siempre con esa mirada y ese destello que desprende un perro que confía en ti y tiene complicidad contigo, con esas ganas de compartir juegos, de agradarte, etc., con todas esas cosas que nunca te dará un perro que te obedece por miedo y sin las que no creo que tenga sentido compartir tu vida con un peludo. Si no entiendes a lo que me refiero, lo siento mucho, puede que tengas un perro obediente (y con miedo), pero desde luego que no sabes todo lo bueno que te estás perdiendo…

Y recuerda lo mas importante…. ¡¡¡ No te olvides de disfrutar de tu perro!!!

Puedes consultar todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

 

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Excelente , excelente !! que buen articulo . Los perros con miedo tarde o temprano te darán un mordida por que en su estado de inseguridad , tratará de defenderse cuando crea que su supervivencia esta en juego.
    Ahora , para sacar ese vicio tan común en los perros que fueron mal educados , hay que tener muchísima paciencia y tiempo , para que sea una sociedad por partes iguales entre el dueño y el perro.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por este nuevo comentario Alberto!!
      Efectivamente habrá que armarse de paciencia y no desesperarse. Cada perro requiere un ritmo distinto. Lo que será imprescindible es ser humilde y darse cuenta de que el problema no está en el perro sino en lo que nosotros u otros le hemos hecho percibir.
      Un saludo!

      Me gusta

  2. Me encanta!!! Estoy totalmente de acuerdo con vuestra visión en la relación perro/ humano, me encantan vuestros artículos y aprender cada día un poquito más sobre nuestros maravillosos compañeros, me podríais recomendar un buen libro sobre el tema? me encanta leer, aprender y los perretes aún más, mil gracias por todo!!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario Isabel!!
      No se los conocimientos que tendrás pero a nosotros nos parece que el libro Adiestra a tu Perro en Positivo de Jaime Vidal “Santi” debería ser una lectura imprescindible para todo el que comparta su vida con un perro, además del libroLas Señales de Calma de Turid Rugaas. Ambos son libros básicos pero necesarios.
      Si quieres leer algo más avanzado o sobre algún tema específico, por favor, dínoslo y te recomendamos alguno. De todas formas tomamos nota e intentaremos publicar antes de que acabe el mes un artículo sobre libros que a nosotros nos han gustado!!
      Muchas gracias de nuevo por leernos y por tus palabras que nos dan mucho ánimo para seguir adelante con este proyecto!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s