Relación con tu perro_Dogminancia

La relación entre personas y perros no es un tema al que se le de mucho bombo habitualmente, seguramente porque, tradicionalmente, se ha reducido a la superioridad de uno sobre otro pero, sin embargo, a nosotros nos parece fundamental ponerlo encima de la mesa. Cualquier relación está basada en el trato o conexión entre las partes y, en nuestra opinión, la relación perro-humano suele flaquear por la nuestra (normalmente, sin mala intención pero, sin duda, la mayor parte de las veces somos nosotros los que no hacemos lo que debemos).

Supuestamente, los humanos somos la parte de la relación mas inteligente y desarrollada y generalmente, somos las personas las que decidimos iniciar esa relación adoptando o comprando un perro, por lo que nuestra responsabilidad en este asunto debería ser mayor, sin ninguna duda. Sin embargo, cargamos toda la responsabilidad sobre los perros y damos por supuestas muchas cosas que realmente no lo son, a pesar de que la convivencia con ellos nos demuestra día a día que algo en este sistema no funciona.

Lo primero que tendríamos que tener claro para que la relación se desarrolle de una forma sana es el motivo por el que hemos decidido compartir nuestra vida con un perro ¿os lo habéis preguntado alguna vez? Muchas veces nos presionamos y presionamos a nuestros perros como si quisiésemos ganar algún campeonato cuando realmente en pocos casos es así y lo único que necesitamos es disfrutar de nuestro perro y su compañía. Si queremos que nuestro amigo nos haga caso, que acuda a la llamada o que aprenda a hacer calceta, tendremos que dedicarle tiempo (siempre hay excepciones, por supuesto, pero igual que nadie espera que yo resuelva problemas como Einstein yo tampoco espero que mi perro lo haga) y además, por mucho que nos digan, hay que asumir que el perro, al igual que nosotros, falla (dependiendo del entorno, de las circunstancias, de sus características, del azar….) . Generalmente, no le dedicamos todo ese tiempo que necesitan, pero exigimos a nuestro perro más que si lo hiciésemos. Ahí empieza a flaquear la relación y surgen los primeros problemas. Si no te puedes exigir tú, no exijas a tu perro o empezarás a hacer las cosas mal y a deteriorar el vínculo. Simplemente, piensa en lo que necesitas para ser feliz con tu perrete y lo que estás dispuesto a hacer para conseguirlo, asume con naturalidad los errores y los límites de tu perro y…… será todo mucho mas fácil!!

Relación con tu perro2-DogminanciaLos perros no son lobos, igual que los humanos no somos chimpancés. Tienen muchas similitudes, sí, son lo mismo, no. Por lo tanto es imprescindible olvidar todas las teorías tan arraigadas culturalmente, basadas en el estudio del comportamiento de los lobos en cautividad. Olvídate de que tienes que ser el líder (tienes que ser un buen compañero o, en todo caso, un buen guía-referente), olvídate de  pensar que tu perro te disputa el liderazgo o que es dominante con otros perros (si los problemas de comportamiento de los perros viniesen determinados en su mayor parte por esto, como se ha generalizado en las últimas décadas, estaríamos asumiendo que hay un alto porcentaje de perros que son dominantes pero, según estas teorías, en una manada de lobos…¿Cuántos lobos dominantes hay? ¿Cuántos líderes? Efectivamente, algo no cuadra), olvídate de tumbar a tu perro para someterle y demostrarle quien manda ¿alguna vez has visto a un perro o a un lobo, tumbar a otro para demostrarle quien manda? Al hacer esto, estamos mezclando una señal de calma con una acción forzada y solo conseguimos confundirles, asustarles y debilitar el vínculo. Olvídate de los toquecitos en el costado…. En definitiva, olvídate de todas esas teorías arcaicas que has visto y escuchado tantas veces.

¿Por qué damos por hecho que los perros nos entienden? Las personas y los perros nos parecemos en muchas cosas mas de las que creemos pero precisamente una de ellas no es la comunicación. Tenemos formas muy distintas de comunicarnos por lo que olvídate: no es que tu perro te vacile o te dispute el liderazgo, simplemente no te entiende. Por lo tanto, no te queda otra: tendrás que esforzarte por entender mejor a tu perro  y tendrás que esforzarte en que él te entienda a ti (esperamos ayudaros en estas dos tareas desde dogminancia.com), pero recuerda siempre que él hace todo lo posible por intentar entenderte.

Relación con tu perro3_dogminanciaTu perro no ha venido a este mundo para arruinarte la vida, simplemente no sabe lo que esperas de él . Un error muy frecuente es pensar que nuestro perro es muy listo y sabe que no tiene que rompernos las plantas, rebozarse en barro, o ladrar a los extraños. Ni lo sabe ni tiene por que saberlo. Esa debería ser nuestra tarea si queremos tener una buena relación con nuestro perro y, aunque requiere esfuerzo por nuestra parte, os aseguro que da mucho menos trabajo enseñarles lo que esperamos de ellos que pasarnos la vida gritando, cabreados y lamentándonos porque nuestro perro no nos hace ni caso, nos ha roto las plantas…, etc.

Por si todavía no lo veis claro, el mayor error es pensar que nuestro perro va a ser como nosotros queremos que sea y además lo va a ser sin ningún esfuerzo.  Nuestro perro pertenece a otra especie, tiene personalidad propia, sentimientos… No es un producto, es un ser vivo y por lo tanto,  siempre habrá cosas que no estén en nuestros planes y habrá que aprender a manejarlas. Como hemos dicho anteriormente, nuestro perro no habla el mismo lenguaje, no sabe lo que esperamos de él, etc.  pero, sin embargo,  nosotros esperamos que desde el primer día haga todo como queremos, a pesar de que nos preocupamos mucho mas de saber como funciona nuestro nuevo smartphone que de entender a nuestro nuevo compañero de vida que, además, no trae  manual de instrucciones incorporado… ¿parece difícil conseguir algo positivo con estos ingredientes no?

Relación con tu perro4_dogminancia

¿Tenemos paciencia con nuestros perros igual que, por ejemplo, la tenemos con nuestros hijos? Adoptamos un perro y la semana de antes le compramos pienso, bebedero, comedero, collar, correa y una cama. El primer día te vas a trabajar y esperas que en 9 horas, no haya hecho sus necesidades ni haya roto nada, vuelves del trabajo y el vecino te dice que ha estado llorando todo el día… te enfadas. Tenemos un niño y varios meses antes ya tenemos cuna, ropa para él y todos sus amigos,  biberones… y hasta le hemos hecho un plan de pensiones. No le dejarías solo ni un minuto, retirarías de su alcance todo aquello que pueda hacerle daño, si llora te preocuparías muchísimo y por supuesto los vecinos serían comprensivos con ello (mas les vale!!!)  Y recuerdo que estamos esperando más de una especie “menos desarrollada”, que se comunica y comporta de forma distinta, que de nuestra propia especie….¿injusto? ¿ilógico? Ahí lo dejamos….

Quizás al empezar a leer esta publicación fueseis buscando una formula magistral que consiguiese que vuestro perro hiciese exactamente lo que os gustaría y con el menor esfuerzo posible. Lo siento, no la tenemos, pero a cambio os ofrecemos algo mucho mas importante: la posibilidad de cambiar el enfoque, de empezar a sentar las bases de una relación sólida. Si entendéis todo lo anterior el resto será mucho mas fácil para los dos, requerirá menos esfuerzo….y además será mas divertido!!!

Y recordad lo mas importante… ¡¡ No os olvidéis de disfrutar de vuestro perro!!

Puedes consultar todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Anuncios

2 comentarios

  1. Coincido en mucho de los aspectos de este ultimo blog , en otros puntos no.
    Igual, pienso que falta mucho para investigar sobre la relación nuestra con los perros. Hay factores como el de el medio ambiente , la cultura de cada sociedad que hace variar los comportamientos nuestros y con la mascota , que siempre será de su especie en cualquier lugar del mundo.

    Me gusta

  2. Muchas gracias por tu comentario Alberto.
    Sabemos que en cada país (incluso en las distintas regiones de un mismo país) el trato a los perros varía enormemente pero también sabemos que la cultura de la “dominancia” es la más extendida en todos los lugares, sin excepción, y estamos seguros de que esta teoría no solo no nos aporta la solución sino que es una parte muy importante del problema.
    Nuestro objetivo es mostrar al público “no especializado”, que lo quiera ver, que hay una forma amable de relacionarse con los perros que, además, es infinitamente más eficaz que el enfoque tradicional. En cualquier caso, nuestro objetivo es seguir creciendo en nuestro conocimiento de los perros porque como bien dices, todavía hay mucho que mejorar, así que si quieres enviarnos los puntos en los que discrepas estaremos encantados de analizarlos con toda la autocrítica del mundo.
    Muchas gracias de nuevo por el interés!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s