Collar tipo Halti: motivos para no usarlo

Collar

Collar tipo Halti: motivos para no usarlo

Continuando con nuestra saga sobre artilugios creados por el ser humano para fastidiar a sus perros, pero con el “noble” objetivo de controlarlos, hoy nos toca hablar de los collares tipo Halti.

Los collares tipo Halti son esos collares, como el de la foto, inspirados en las cabezadas de los caballos y que nacieron para “enseñar a los perros a no tirar de la correa”. Esto lo consiguen (cuando lo consiguen) mediante las tiras que se unen por debajo del morro del perro, pasando a través de una argolla hasta unirse con otra donde se engancha la correa. El mecanismo es simple: si el perro tira, el morro del perro se gira hacia nosotros, a la vez que la tiras se cierran sobre él, como lo haría un collar de ahorque sobre el cuello (aquí es donde muchos empezarán a decir que se cierra ligeramente, que solo hay que saber utilizarlo, etc.).

Como el perro se ve obligado a girarse hacia nosotros, no tira; si se hace bien se tarda muy poco en que el perro aprenda a dejar de tirar; no produce ningún tipo de molestia, al contrario que los collares de castigo, etc. Hasta ahí la teoría de los que los defienden y con la que, como ya intuiréis, no estamos para nada de acuerdo.

El primer problema es que, como siempre, damos por hecho que el perro tira por que quiere o porque no le hemos enseñado a no tirar pero el perro puede tirar por muchos motivos… Por ejemplo, si un perro tiene miedo a los coches, no dejará de tirar por mucha obediencia que le enseñemos y por mucho que le machaquemos con distintos elementos de tortura (salvo que lo hagamos “tan bien” que el perro nos coja más miedo a nosotros que a los coches). Lo más normal es que incrementemos el problema o que lo creemos donde antes realmente no había ninguno (por ejemplo, cada vez vemos a más cachorros con collares tipo Halti ¿por qué?).

El otro problema fundamental es que, digan lo que digan, el Halti es molesto para el perro, pudiendo hacerles mucho daño e incluso generarles graves problemas cervicales. Las correas que rodean el morro pueden producir rozaduras, cuando se cierran sobre el mismo le hacen daño y le impiden abrir la boca con normalidad, un tirón fuerte hace que el cuello se gire violentamente hacia nosotros, con todo el daño que ello puede producir, etc.

Llevamos tiempo queriendo escribir sobre los collares tipo Halti (en otro momento lo haremos sobre los arneses) y el detonante para decidirnos a hacerlo ha sido ver, hoy mismo, como un perro con Halti y correa extensible se acercaba corriendo hacia nosotros, hasta que se ha bloqueado la correa, haciendo que el perro frenase la carrera en seco, girándose bruscamente el cuello hacia atrás y cayendo como si le hubiesen pegado un tiro… Ese perro podía haber muerto perfectamente (no estamos exagerando) pero ha tenido suerte y, finalmente, se ha levantado aturdido, sin que la persona que le acompañaba fuese consciente de las graves consecuencias que aquello podía haber tenido y del posible daño cervical que podía tener su perro. Cuando, amablemente y sin ningún ánimo de crítica, se lo he comentado, ha asentido y ha dicho que no sabía nada pero nos ha dado la sensación de que ese tirón, no era el último que se iba a llevar el pobre perro…

En resumen, como en su día dijimos de los collares de castigo, los tipo Martingale, etc. no se nos ocurre ningún motivo para recomendar el collar tipo Halti (ni siquiera si pensamos en la posible “falsa comodidad” de las personas). Este tipo de collares pueden producir daños de distinta gravedad en nuestros perros y hay muchas alternativas para que las personas podamos conseguir lo que solemos buscar cuando los compramos (que deje de tirar de la correa).

Como siempre, os pedimos que hagáis el ejercicio de poneros en el lugar de vuestros perros. Si lo hacéis, seguro que no elegís esta opción y que estaréis mucho más cerca de conseguir que vuestro perro deje de tirar de la correa, entre otras muchas cosas…

Y recuerda lo más importante… ¡¡No te olvides de disfrutar de tu perro!!

Puedes ver todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

En Hoope tienen muchos perros esperando un hogar. Si quieres darles la oportunidad que se merecen, puedes ponerte en contacto con Hoope.org:

2 comments

    1. Hola,Roberto. Muchas gracias por el comentario.
      En cuanto a que tiren más, no creemos que, en general, el modelo de arnés influya mucho (si lo hace en cuanto a la comodidad, a la hora de dar libertad de movimientos, etc.)
      Un saludo!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: