No todos los problemas de los perros son problemas

No todos los problemas de los perros son problemas

Vaya lío ¿no? Dicho así, lo parece, pero vamos a intentar explicarnos…

Las personas solemos ver problemas en los perros en casi todo (muchas veces, curiosamente y como explicaremos más adelante, menos en lo que más tendríamos que verlos). Cuando un perro ladra o gruñe es un problema, cuando un perro come «cosas que no debe» es un problema, cuando un perro se aleja mucho de nosotros, es un problema, cuando un perro no va junto a nosotros es un problema…

Son casi innumerables las conductas naturales en los perros que las personas solemos ver como problemas y que no tienen por qué serlo.

Muchas veces, con saber y entender que esas conductas que vemos como problemas son naturales para sus perros las personas nos relajamos, dejamos de ver fantasmas donde no los hay y solucionamos los problemas por arte de magia. Por ejemplo, si nuestro perro tira de la correa para saludar a otros perros, olfatear algo, etc. y entendemos que es normal que lo haga, dejaremos «pelearnos con nuestro amigo», quitándonos con ello un gran peso de encima, lo que no quita para que, además, si lo vemos necesario, nos centremos en mostrarle lo que esperamos de él con una actitud y un estado de ánimo muy diferente al que lo hubiésemos hecho si no hubiésemos entendido el origen del “problema”.

Porque lo que si que puede pasar es que no sean problemas de los perros, pero si que lo sean para nosotros, por nuestros gustos, circunstancias, etc. Por ejemplo, si nuestro perro se sube al sofá, deberíamos entender que ello no implica que tenga ningún problema de conducta, sino que está haciendo algo que para él es normal: descansar en un sitio en el que está cómodo. Pero por mucho que sea cómodo para él, si a nosotros, por lo que sea, no nos gusta que lo haga podemos enseñárselo y lo haremos muchísimo mejor, si lo hacemos desde el entendimiento de la situación, si nos preocupamos por darle una alternativa que satisfaga sus necesidades y no solo las nuestras, etc.

Y lo que también suele pasar, es que no identificamos los verdaderos problemas de nuestros perros (miedo, estrés, no poder comportarse y comunicarse como perros, etc.) y, por consiguiente, lo que hay detrás de los síntomas y/o de muchos de los “problemas” que sí que identificamos (o al menos eso creemos).

Igualmente, también suele pasar que trasladamos a nuestros perros nuestros propios problemas (nuestro propio estrés, nuestra incapacidad para gestionar determinadas situaciones, nuestro desconocimiento sobre ellos, etc.). Ojo, no decimos esto para que nadie se sienta culpable, ni mucho menos (el sentimiento de culpa siempre nos frenará en la relación con nuestro perro), sino para que nos demos cuenta de que muchas veces ponemos el foco en el problema equivocado.

En resumen, no todos los problemas de los perros son problemas (aunque nosotros los podamos ver como tal), muchos de sus problemas no son problemas para nosotros (porque no somos capaces de verlos) y nuestros problemas pueden acabar siendo los problemas de nuestros perros (nuestro estrés, nuestros miedos, etc que, normalmente les trasladamos). Es muy importante entender esto porque al hacerlo también entenderemos que la mayor parte de sus problemas (los reales) son generados por nosotros (directa o indirectamente) o por nuestra forma de relacionarnos con ellos y que no todos sus «problemas» tienen solución. De hecho, a veces simplemente se trata de entender que nuestros perros son perros, que éstos tienen una personalidad, unas cualidades o unos gustos determinados, etc., porque el simple hecho de hacerlo tiene efecto liberador para nuestros perros y para nosotros mismos….

Y recuerda lo más importante… ¡No te olvides de disfrutar de tu perro!

Puedes ver todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Danko, el perro de la foto y alma de dogminancia.com, está teniendo algunos problemillas de salud últimamente, así que esta vez le damos un poco de protagonismo para mandarle mucha fuerza y tenerle en plena forma cuanto antes.

Como siempre, si quieres una oportunidad a algún perrete con problemas, puedes ponerte en contacto con Hoope.org:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: