perros prohibido-dogminancia

Si quieres a tu perro y sabes disfrutar de él seguro que, como a nosotros, te gusta llevarlo contigo a todos lados. Pero por mucho que te guste, no podrás hacerlo porque en muchos sitios ni siquiera está permitida su entrada ¿Por qué es así? ¿Ha llegado el momento de que eso cambie?

Por suerte, cada vez hay más establecimientos, medios de transporte público, etc. que permiten que podamos acceder a ellos con nuestros amigos de cuatro patas. Pero, en proporción, son muy pocos todavía y, en los que lo permiten, muchas veces se suelen imponer restricciones absurdas o condiciones lamentables.

¿Es normal que nuestro perro tenga que viajar en avión como una maleta? Si tienes  suerte tu perro “solamente” sufrirá un estrés terrible pero hay muchos perretes que no la tienen y ni si quiera consiguen llegar con vida a su lugar de destino…

¿Es normal que nuestro perro solo pueda viajar en tren en un horario determinado o que tenga que hacerlo con bozal? Si tiene un seguro, ya va controlado con la correa y el índice de agresiones de perro a humano es muchísimo menor que el de humano a humano… ¿que lo justifica?

¿Es normal que todavía haya muchas terrazas de bares en los que se puede leer “perros no” o que en la mayor parte de tiendas, playas, centros comerciales, etc. tengan vetada la entrada?

Los que defienden que es normal lo hacen con las razones más peregrinas como que es un tema de seguridad, de higiene, que hay otras personas a las que no les gustan y no tienen por qué soportar su presencia, que hay muchos perros maleducados…

Todo ello, mientras ves la playa a la que no dejan entrar a tu perro, llena de latas, botellas de plástico, comillas de cigarro, etc., ves a la gente discutir por ver quien entra antes en el metro o ves el suelo del bar lleno de papeles, huesos, etc.

No. No es un problema de que los perros sean más peligrosos, sucios o maleducados. Es un tema cultural que, en nuestra opinión debe cambiar cuanto antes, independientemente de que seamos nosotros, las personas, los que debamos usar el sentido común para elegir, si es que podemos, los sitios a los que nuestros perros nos acompañan.

Las personas que compartimos nuestras vidas con perros pagamos, directa e indirectamente, muchos impuestos, vacunamos a nuestros perros, pagamos su seguro… muchas cosas que, en muchos casos, los humanos no hacemos con nosotros mismos ¿por qué entonces tantas restricciones?

Pues porque los perros son considerados como seres inferiores y las personas que comparten su vida con perros son una minoría… Pero eso hace ya mucho tiempo que  está cambiando. No hay más que ver cómo ha aumentado en los últimos años el número de hogares en los que uno de los miembros es un animal o como se ha disparado el consumo de productos para la alimentación, cuidado, entretenimiento, etc. de nuestros perros….

Ya somos muchos y representamos muchos votos. La realidad ha cambiado y ya no se tiene un perro para cuidar la casa o para poseer otro bien. Las personas compartimos muchos momentos con nuestros perros y queremos compartir muchos más. Es el momento de que exijamos y recibamos en consonancia con lo que aportamos pero, también, el momento de dar ejemplo y de demostrar que un perro “bien educado” no es nunca un problema. El problema viene siempre del lado del humano y de su educación… demostremos, entonces, que estamos a la altura y aprovechemos para pedir e iniciar un cambio que parece inevitable…

¿Y tú? ¿Crees que se debería permitir la entrada de perros en todos los lugares públicos? ¿Que estarías dispuesto a hacer para conseguirlo?

Hoy, más que nunca, recuerda lo más importante….¡No te olvides de disfrutar de tu perro!

Puedes ver todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Bansy, el perrete de la foto está deseando que alguien, de quien no querrá separarse ni un momento, se lo lleve a casa para siempre. Si quieres darle  la oportunidad que se merece, puedes ponerte en contacto con Hoope.org:

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.