daryl_dogminancia

Mucho más a menudo de los que nos gustaría, suenan en los medios de comunicación casos de agresiones de PPP (Perros Potencialmente Peligrosos) a personas y, cada vez que pasa, nos toca leer y escuchar las mismas frases aprendidas (los PPP son perros muy peligrosos, que requieren de gran firmeza en su educación, que cuando muerden no sueltan a su presa, etc.) y dar las mismas explicaciones (los PPP son perros como cualquier otro, el problema no está en el perro, etc.). Y como nadie nos hace ni caso, hemos decidido escribir esta publicación sin muchas esperanzas de que nada cambie pero con toda la intención de poner algunas ideas encima de la mesa…

Como decíamos en el artículo que escribimos sobre la importancia de la genética en el comportamiento de nuestros perros, ésta no es, ni mucho menos, el factor mas determinante en el comportamiento de los mismos y, paradójicamente, muchos de los perros mas equilibrados que hemos conocido en nuestras vidas fueron catalogados como PPP, solo por haber nacido con unas características determinadas.

No hay ningún estudio serio que demuestre que los mal llamados PPP sean mas agresivos o peligrosos que cualquier otro perro. Es más, si se analizan las listas  de razas que mas muertes o agresiones “ocasionan” en cada país, vemos que no son coincidentes (mucha gente se sorprendería al ver razas como Chow Chow, Husky Siberiano, San Bernardo, o perros mestizos en los primeros puestos de algunas de las listas) y que además van evolucionando con los años (a mas volumen de perros de una raza, mayor probabilidad de agresiones realizadas por individuos de esta raza). Es cierto que, normalmente, si nos muerde un perro fuerte nos hará mas daño que si lo hace un Pomerania (aunque también hay registradas muertes causadas por este tipo de razas) pero ¿es ese un motivo para discriminarlos? Si la respuesta es que sí ¿deberíamos empezar a discriminar también a las personas que van al gimnasio?

No hace falta ser un lumbreras para darse cuenta de que el problema no son los perros sino las personas que los acompañan. En los años 80, el Doberman, el Bóxer o el Pastor Alemán eran algunas de las razas “mas fieras” y mas de moda en determinado tipo de individuos y, como pasa ahora con determinadas razas, preocupaban a gran parte de la población, al ritmo que marcaban los medios de comunicación y las leyendas que circulaban sobre ellos. En los últimos años ese temor ha ido cambiando, creciendo mas hacia razas como Rottweiler, Pit bull, Dogo Argentino, American Stafford, Bull Terrier, Presa Canario….

Por lo tanto, creemos que aunque son muchos los factores que influyen en la creciente mala fama de estas razas (aspecto físico, medios de comunicación, etc.), el principal culpable de la misma es el que vamos a calificar como IPPP (Individuo Perverso, Patán y/o Peligroso) por lo que es sobre él sobre el que deberíamos poner el foco.

El IPPP es esa persona que tiene un perro para parecer mas temible y/o incrementar su estatus, para criar y/o utilizarlo para peleas, defender fincas, etc. y que no tiene ningún conocimiento ni respeto sobre su perro ni quiere tenerlo ya que, para él, no es mas que un instrumento (para dar mas miedo, para ganar dinero, etc.). Son ellos los que generan el daño a la sociedad, no sus perros, que no son mas que sus víctimas y, por lo tanto, son ellos a los que habría que calificar y poner restricciones, no solo para tener perros sino para muchas otras cosas. Porque esos Individuos Perversos, Patanes y/o Peligrosos suelen ser los mismos que no tienen ningún tipo de ética, ni educación, agreden por una simple discusión de tráfico, roban, violan, asesinan… ¿como vamos a esperar que eduquen y respeten a sus perros?

Parece mentira que con la espeluznante cifra diaria de asesinatos llevados a cabo por personas se siga desviando la atención, estigmatizando desde los medios de comunicación a algunas razas y potenciando la idea de que a quien hay que tener miedo es a esos perros terroríficos que atacan a las personas (sin restarle importancia, con unas cifras insignificantes comparadas con otras muertes causadas, directa o indirectamente, por el ser humano). Sigamos poniendo el foco en los mal llamados perros PPP, llenando las calles y las perreras de ellos, a la vez que incrementamos el miedo de la población y seguiremos, también, incrementando el problema. Porque, por si todavía no os habéis dado cuenta de nuestra opinión, podemos asegurar sin ningún tipo de duda que el problema no son ellos…

¿Cuidado con el perro? ¿cuidado con el PPP? No. Cuidado con la persona que está al otro lado de la correa, cuidado con el IPPP (Individuo Perverso, Patán y/o Peligroso) porque ése es el que realmente nos puede hacer daño y, aunque venda mucho más, no solo a través de su perro….

Puedes ver todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Daryl, el guapo que aparece en las fotos de esta publicación, es uno de esos PPP que ha sido abandonado por un IPPP y lo está pasando muy mal en la protectora Hoope.

Sus ojos lo dicen todo y nos cuesta pensar que con esa mirada triste y esa cara de bonachón alguien pueda pensar que este perro podría hacer daño a nadie. Si quieres acoger o adoptar a esta preciosidad puedes ponerte en contacto con Hoope (ver datos mas abajo):

daryl3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s