8E7A16C6-AF0C-4F93-8AD1-80FD56E975CD

La semana pasada nos llegó una consulta de un amigo, a través de una red social y, como hemos hecho en otras ocasiones con otros temas que sabemos que suelen generar problemas o malentendidos en la convivencia con los perros, vamos a intentar darle respuesta de una forma general, sin perder de vista que, como siempre decimos, lo general funciona en la mayor parte de los casos (si se tienen claras unas ideas básicas y  éstas son bien ejecutadas) pero muchas veces es necesario realizar modificaciones y/o buscar soluciones alternativas para cada caso concreto.

En primer lugar tenemos que aclarar que el decidir que el perro suba al sofá o no, no nos parece ni mejor ni peor opción. Lo que nos parece imprescindible es facilitar al perro un buen lugar de descanso y estar abiertos a realizar cambios porque el lugar que las personas elijen para que descanse su perro, muchas veces no coincide con el que elegiría él….

Al lío: Si he decidido que mi perro no se suba al sofá pero él todavía no se ha enterado ¿que hago?:

  • Lo primero que deberíamos hacer es ser coherentes y constantes: Si a veces le dejo y otras le regaño, si un miembro de la familia les deja y otro no…. solo conseguiremos volverle loco y, probablemente, generar un problema donde no lo había.
  • Además deberíamos identificar los motivos por los que creemos que nuestro perro se sube al sofá: ¿tiene un lugar cómodo en el que descansar? ¿realmente quiere subir al sofá o solo quiera estar cerca nuestro? ¿lo hace por que es el único momento del día en el que consigue llamar nuestra atención? ¿solo lo hace cuando no estamos en casa?…. Deberíamos extraer toda la información posible y analizarla. Difícilmente podremos poner solución a algo si no sabemos por qué está pasando.
  • No bajar nunca al perro con violencia o con malos modos: En el mejor de los casos le pondremos nervioso, empeoraremos el “problema” y deterioraremos el vínculo. En el peor de los casos el perro puede entender que somos peligrosos o impredecibles cuando estamos en el sofá y que tiene la necesidad de defenderse….
  • Por supuesto, deberíamos descartar la posibilidad de que el perro se suba al sofá por dominancia, por retarnos, porque sabe que nos molesta, etc. y entender que, como en la mayor parte de los casos, el “problema” se reduce a un error de entendimiento entre dos especies que se comunican y reaccionan de formas muy distintas.

Vale, ya lo he analizado, he identificado el problema y se lo que no tengo que hacer ¿pero como consigo que no se suba al sofá?:

  • Asegúrate de que el perro tiene una buena cama para dormir y que está bien ubicada. Hay perros a los que solo les gusta descansar en un lugar alto, otros a los que les gusta hacerlo cerca nuestro, mirando a la puerta…..  (no lo dudes, si tu perro nunca utiliza “su cama”, algo esta fallando). Quizás tengas que probar distintas ubicaciones y/o tipos de cama hasta que des con lo que tu perro necesita.
  • Si el perro se sube al sofá cuando estás presente, solo tienes que enseñarle una indicación para bajarse (por ejemplo “suelo”) y premiarle cuando lo haga (puede parecer ilógico pero será mucho mas rápido si también le enseñas una indicación para subir, por ejemplo “sofá”. El perro ya se está subiendo al sofá por lo que, si dejáis de lado el orgullo, no perdéis mucho al hacerlo….). Al principio, el perro seguirá subiéndose, pero podéis estar seguros de que si sois constantes, no tardará mucho tiempo en entender que no queréis que suba al sofá o que solo queréis que lo haga cuando le dais la orden (por el contrario si os ponéis nerviosos, o cedéis a su presión, será mucho mas difícil ponerle solución e incrementaréis el problema). El poner barreras físicas también puede ayudar (a veces es suficiente utilizar nuestro propio cuerpo, evitando los movimientos rápidos, solo interponiéndonos, y otras será necesario ayudarnos con algún objeto que situaremos de tal forma que el perro no pueda subir al sofá).
  • Si lo hace solo cuando no estamos: las dos soluciones anteriores son perfectamente válidas para ayudarnos en el proceso. Concretamente, que tenga una alternativa cómoda cuando no estamos y poner algún tipo de barrera nos ayudará mucho a conseguir que no lo haga (en condiciones normales, los perros dejan de hacer todo aquello que no les reporta ningún beneficio por lo que si no pueden realizar una conducta porque llevarla a cabo les cuesta demasiado esfuerzo, ésta tenderá a extinguirse). Si además les dejamos alternativas de entretenimiento (huesos, pan, mordedores, etc.) en otro punto de la casa, en el que el perro esté cómodo, reduciremos bastante la probabilidad de que se suba al sofá. Hay un método que puede ser mas largo pero que, si se ejecuta correctamente, nos soluciona totalmente el problema (aplicable para el caso en el que no estemos delante cuando se sube al sofá y para el que si lo estemos): Compramos una cama nueva y cómoda que nunca hayamos utilizado y, una vez al día, la ponemos en el sitio que hayamos elegido (recordad que es importante tener en cuenta las preferencias del perro). El objetivo es que en el tiempo en el que pongamos la cama (bastará con 5 minutos al principio), pasen cosas buenas en ella (comida o juguetes que le gusten, nuestras caricias….). Una vez que acabemos, retiramos la cama y vamos repitiendo el proceso durante varios días, dejándola cada vez mas tiempo y sin olvidar que siempre tienen que pasar cosas buenas en ella. Os aseguramos que, en poco tiempo vuestro perro preferirá esa cama a cualquier otra cosa (por supuesto, todo debe ser progresivo porque si, por ejemplo, dejamos la cama las 24 horas y nos olvidamos de que ocurran cosas buenas, solo porque un día no se ha subido al sofá y pensamos que todo el trabajo está hecho, puede que el segundo día se suba y, en ese caso, habremos “contaminado” la cama y todo el esfuerzo habrá sido inútil).
  • Si el problema ha pasado a mayores y el perro “protege” el sofá (nos gruñe y/o nos agrede). Todo lo anterior es válido, cobrando aún mas sentido el hacerlo de forma progresiva y sin violencia y poniendo mucho cuidado en escuchar a nuestro perro y respetar la distancia en la que empieza a ponerse nervioso. En este caso, el enseñarles una orden para subir y otra para bajar, ayudará al perro a entender que no tiene nada que temer y que en el sofá no pasa nada por lo que se tenga que preocupar…. (muchas veces, el simple hecho de invitarles a subir les rompe los esquemas y cambia la tendencia…. y no os preocupéis, vuestro perro no pensará por ello que es el que manda o se convertirá en el macho alfa de la casa por hacerlo….). Ah!! Y premiar a vuestro perro por cualquier conducta no tiene por qué significar darle salchichas. Cada perro es un mundo por lo que lo importante es que busquéis algo que le motive (juguetes, caricias, un “muy bien”…. incluso un mismo perro puede requerir distinto tipo de premio en función de las circunstancias, de lo que le estemos enseñando, etc.). Como dice el gran educador canino Jaime Vidal “Santi”, los trabajos hay que remunerarlos…. y, en nuestra opinión, no se trabaja igual de bien cuando vas con ganas a trabajar que cuando lo haces por obligación…

Como veis, el que vuestro perro se suba al sofá, cuando no queréis que lo haga, es un “problema” que, normalmente, tiene fácil solución (si no fuese así, os recomendamos que busquéis la ayuda de un buen profesional que os ayude y que quizás os haga entender que hay algo que no estáis viendo o que no estáis sabiendo ejecutar). Todo se reduce a entender por qué lo hace, a ser constantes, coherentes y tener paciencia… Puede parecer un camino mas largo que bajarle del sofá gritándole y/o cogiéndole con violencia por el collar pero os aseguramos que en ningún caso es así. Si estáis leyendo estas líneas porque tenéis este problema ya os habréis dado cuenta de ello. Con los perros, como con todo en la vida, el camino aparentemente mas corto y fácil no siempre es el mejor e incluso muchas veces acaba siendo el camino mas largo y difícil….

Y recuerda lo mas importante…. ¡¡¡No te olvides de disfrutar de tu perro!!!

Por favor, ayúdanos a encontrar un hogar definitivo para Bahía!!!! Muchas gracias!! (pincha aquí para ver mas información)

C530E6C1-F760-4A60-B2FC-602D06E1D60F

Puedes consultar todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Deja un comentario