Conductas naturales perros_dogminancia

Nos pasamos media vida corrigiendo a nuestros perros por hacer cosas que son naturales para ellos, enfadándonos porque realizan acciones que nos desagradan o están mal desde nuestro punto de vista “humano” sin ni siquiera pararnos a pensar si tenemos algún motivo para hacerlo.

Podríamos escribir un libro de mil páginas sobre este tema pero, a continuación, vamos a poner solamente unos ejemplos, que ayuden a entender a lo que nos referimos:

  • Ladrar: Reñir a nuestro perro por ladrar es, salvando las distancias, como hacerlo a una persona por hablar. Los perros ladran; mas o menos a menudo, con más o menos fuerza…pero ladran. Sí, es una obviedad que todo el mundo sabe pero entonces ¿por qué nos molesta que lo hagan? Sería mucho más útil invertir nuestros esfuerzos en averiguar por qué ladran, en saber que les inquieta o, simplemente, qué quieren comunicarnos…
  • Oler: Hemos hablado muchas veces de los beneficios que tiene para nuestros perros utilizar el olfato. A pesar de ello, nos sigue llamando la atención ver cada día a tanta gente pegando tirones de correa a su perro para impedirle pararse a oler o acercarse a algo.
  • Saludar a otros perros: Todos los días nos cruzamos con personas que impiden que sus perros se acerquen a saludar a otros. En algunos casos es por miedo a que se enzarcen en una pelea, en otros porque esas personas llevan prisa, en otros casos por protegerlos o porque les han dicho que su perro debe ir junto a ellos en todo momento… El resultado es que acabamos privando a nuestros perros de algo tan importante para ellos como es relacionarse con sus congéneres, con todo lo negativo que esto conlleva.
  • Morder o roer objetos: A nadie le gusta que su cachorro (o no tan cachorro) le destroce una silla o le rompa el sofá pero ¿lo hace por molestarnos? ¿disfruta “haciendo travesuras”? No. Simplemente hace algo natural para él y, si queremos evitarnos el disgusto, deberíamos poner mas esfuerzos en enseñarle lo que queremos, prevenir y darle alternativas que en enfadarnos o corregirle.
  • Montar a otros perros: Es una de las conductas que vemos que mas le molesta y/o preocupa a las personas que realicen sus perros. Piensan que su perro es dominante y que es algo que tienen que corregir… pero su perro simplemente quiere jugar, está estresado, tiene una conducta sexual completamente normal…

Meterse en charcos, correr, revolcarse en excrementos o animales muertos, hacer hoyos en el jardín, …. Hay un largo etcétera de conductas que son o pueden ser naturales para nuestros perros pero que a nosotros, en muchos casos, nos preocupan o nos parecen inaceptables desde un punto de vista humano.

No debería ser así. Para tener un perro “pleno” y una  buena relación con él, deberíamos saber cuales son sus necesidades. Y no nos referimos únicamente a sus necesidades como perro, sino también a sus necesidades como individuo (que no serán inmutables, sino que variarán en función del momento y las circunstancias y, por lo tanto, también, del paso del tiempo).

Y una vez que conocemos sus necesidades deberemos respetarlas y, en muchos casos, simplemente asumir que son normales en ellos. En otros casos podremos reconducirlas, para evitar que sus conductas normales choquen contra las nuestras o contra las de nuestra sociedad pero siempre redirigiéndoles o dándoles una alternativa que cubra nuestra necesidad pero también cubra la suya.

No nos cansamos de decirlo: las relaciones son cosa de (al menos) dos. Si solo nos preocupamos de cuidar a una de las partes, surgirán los problemas y además culparemos y castigaremos a la parte a la que hemos limitado la posibilidad de desarrollarse y cubrir sus necesidades. Y, a pesar de todo, nos  sorprenderá que nuestro perro desarrolle problemas de conducta y entraremos en una espiral de problemas y frustración que no traerá nada bueno para nuestro perro ni para nosotros mismos.

No castigues a tu perro por ser lo que es. A cambio, preocúpate por entenderle, por dejarle ser él mismo y/o darle alternativas para que pueda cubrir sus necesidades y ser un perro feliz. Será mucho mas útil, mas bonito, mas eficaz…. y, además, será mucho mas justo.

Y recuerda lo más importante…¡¡No te olvides de disfrutar de tu perro!!

En este enlace puedes consultar todas nuestras publicaciones.

Remy, el jovenzuelo de la foto solo quiere salir de la protectora para poder realizar cada día las conductas que son naturales en un perro. Si quieres darle la oportunidad que se merece, puedes ponerte en contacto con Hoope:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s