Mona- adopta- dogminancia

Mona y su madre, vivían solas y abandonadas en una finca en la que pasaban todo el día a la intemperie. Cuando la protectora Hoope las rescató, Mona tenía un miedo atroz a casi todo y, especialmente, a los hombres. Evidentemente, en sus nueve meses de vida, no solo no la habían tratado como la magnífica perra que es, sino que la habían maltratado hasta el punto de hacerla desconfiar de todo y enterrar en lo más profundo de su ser todas sus grandes cualidades.

Pero la vida a veces da segundas oportunidades y de eso trata esta publicación. Porque gracias a Hoope y a otras muchas protectoras y personas que trabajan por el bienestar de los animales, muchos perros pueden empezar una nueva vida que no podrían ni siquiera llegar a soñar, antes de que estos ángeles terrestres se cruzasen en su camino.

Mucha gente pensaba que Mona solo valía para cuidar fincas y chalés y preguntaban por ella con el mismo interés con el que responderían al anuncio de una lavadora usada. En otros casos, acababan acobardándose por su tamaño o por sus supuestas características (vivo en una casa pequeña, tengo otro perro y no se como se llevarían, etc.) ¡Que gran error!

Otra gente nos dijo que como íbamos a colocar a nadie una perra tan grande, llena de miedos y que nunca había vivido en una casa pero nosotros sabíamos que a Mona no la íbamos a colocar en ningún sitio y que, en todo caso, si aparecía la persona que Mona necesitaba, se llevaría el regalazo de compartir su vida con la grandullona..

Por suerte, en la vida de Mona se cruzaron Marga y Kike, con los que Mona no puede ser más feliz y a los que nunca les podremos estar suficientemente agradecidos. Hoy hace exactamente un año de su adopción y en el siguiente vídeo os queríamos mostrar un pequeño resumen de como ha mejorado la vida de Mona en este tiempo:

Como habéis podido comprobar, la vida de la pequeña ha cambiado radicalmente y en su nuevo hogar tiene todo lo que necesita para ser feliz. Un “simple” pero gran gesto que fue la decisión de  Marga y Kike de adoptarla lo cambió todo. Así que, ya sabes, si estás pensando en introducir un perro en tu vida, no hay excusas…. igual no puedes cambiar el mundo (o igual sí) pero lo que seguro puedes cambiar es una vida… a las pruebas nos remitimos… ¡¡¡ADOPTA!!!

Si quieres darle a un perrete la oportunidad que se merece puedes ponerte en contacto con Hoope.org:

  • Si quieres adoptar o acoger a uno de sus animales (http://hoope.org/adoptar/), escribe a cpa.torrejon@hoope.org poniendo en el concepto “nombre del animal”

 

  • A partir de 10€ al mes puedes apadrinar http://hoope.org/padrinos/

 

  • Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte teamer: https://www.teaming.net/asociacionprotectoradeanimaleshoope

 

  • A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio: http://hoope.org/es/alta-socios/

 

  • Si quieres realizar un donativo puedes hacerlo en:

> BANCO SABADELL: ES74 0081 7126 3800 0124 8130

> ING DIRECT: ES87 1465 0100 9719 0022 3223

> PAYPAL: info@hoope.org

2 comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.