dogminancia-problemas con perro

Las personas tendemos a complicarnos la vida innecesariamente y a buscar soluciones complejas para problemas sencillos que no suelen funcionar con nuestros perros, a los que les gustan las cosas mas simples y claras… En esta publicación tan solo queremos dejar una idea general pero que, si es entendida e integrada en nuestras vidas, puede ser la llave para solucionar cualquier problema que tengamos con nuestro perro.

Es muy contradictorio que las personas intentemos buscar siempre soluciones “baratas, fáciles y rápidas” para los problemas con nuestros perros que, finalmente, son las más  caras, complicadas y/o lentas (si no se le pone remedio, sus consecuencias se suelen arrastrar durante toda la vida del perro). Podríamos poner tantos ejemplos como problemas en los perros nos encontramos pero, a continuación, dejaremos solo algunos que creemos son ilustrativos de lo que queremos transmitir:

  • Adoptamos un perro que nos gruñe cuando nos acercamos a su comida: Entonces, nuestras complejas mentes, piensan que eso es algo inaceptable y peligroso y deciden que tenemos que hacérselo ver (pensando en que el problema  no se haga más grande, en que el perro debe  entender cual es su lugar, cual es la mano que le da de comer, etc.) y, entonces, nuestra “solución fácil” es reñirle cuando nos gruña, meter la mano en el comedero mientras come… y otras muchas malas “soluciones” que preferimos no mencionar. Y al final, un día el perro nos morderá y nosotros no pensaremos en que podemos haber hecho algo mal, sino que pensaremos en lo ingrato que es nuestro perro, en que tenemos que deshacernos de él antes de que vaya a más, etc. ¿Cual sería realmente la solución fácil? No molestar al perro mientras come y, en todo caso, hacerle entender, poco a poco, que no tiene nada que temer porque si nuestro perro nos gruñe, es por algo, y si le hacemos ver que comunicarse con nosotros está mal, llegará un momento en que no nos avise de que hay algo que le está molestando y pase directamente a defenderse… Con una acción tan simple como no molestarle mientras come se solucionaría un problema que, de otro modo, suele acabar generando infinidad de problemas graves, miedo, frustración, impotencia….
  • Nuestro perro se ha peleado con otro perro: Como tenemos miedo a que pase otra vez, le impedimos que se relacione con otros perros, le ponemos una correa bien corta, le compramos un collar de ahorque… y cada vez que viene un perro de frente, le pegamos unos buenos tirones mientras caminamos directamente hacia el otro perro, le reñimos… Mucho más fácil que esto, que siempre se acaba convirtiendo en una pesadilla para perro y persona, sería aprender un poco de lenguaje canino, cambiarnos de acera si vemos que nuestro perro no lo sabe gestionar, darle  la oportunidad de comunicarse, de alejarse, de relacionarse con el otro perro si vemos que están preparados para hacerlo, etc.
  • Nuestro perro tira de la correa: Nos enfadamos, le gritamos, compramos collares que le hacen daño, pensamos que es un perro testarudo, le pegamos tirones para que entienda que queremos que vaya junto… Todas ellas “soluciones fáciles” que incrementan el problema. Problema que se solucionaría con algo tan fácil como analizar los motivos por los que nuestro perro tira  y/o hacerle entender que tirar no le reporta ningún beneficio…
  • Nuestro cachorro está acabando con nuestros objetos más preciados: Le reñimos, le castigamos, estamos siempre pendientes de él para que no se mueva y no nos la líe, le encerramos, compramos productos… Mucho más fácil sería, por ejemplo, poner fuera de su alcance esas cosas que tanto nos importan y darle alternativas que le motiven más que eso que queremos evitar que rompa y que le ayuden a satisfacer su necesidad de “romper” cosas…
  • Nuestro perro no acude a la llamada: Otra vez, buscamos soluciones complejas y  nos enfadamos, le gritamos hasta quedar afónicos, le regañamos cuando viene, compramos collares eléctricos que acaban generando otros problemas… mientras que la solución sencilla pasaría por pararnos a pensar en por qué nuestro perro no viene cuando le llamamos y en mejorar su bienestar,  nuestra forma de jugar y relacionarnos con él,  nuestro vínculo, nuestra forma de recibirle cuando viene, etc. (todas ellas, soluciones mas, fáciles, divertidas, gratificantes y efectivas aunque en un primer momento nos parezcan mas trabajosas).

Como hemos dicho al principio, son solo algunos ejemplos pero creemos que son suficientemente ilustrativos de lo que pretendemos decir. Nosotros hemos aprendido a observar a los perros y personas de nuestro entorno y nos damos cuenta de que, la mayor parte de las veces, las personas deciden utilizar el camino más difícil (correcciones, castigos, consejos de encantadores de perros,  artilugios varios, etc.), que siempre suele parecer el más fácil, y se pasan la vida luchando contra eso que les preocupa o molesta de sus perros, sin pararse en ningún momento a analizarlo en profundidad e intentar encontrar la mejor solución que, casi siempre, es realmente la más fácil de todas (lo que no implica que sea rápida), aunque no lo parezca.

Así que, ya sabes, quizás no seas capaz de encontrar una solución por ti mismo y necesites aprender más sobre perros y/o contratar a un buen profesional que te ayude a solucionarlo pero, mientras tanto, ante la duda, no te compliques la vida: hazlo fácil. Pero ese hacerlo fácil no quiere decir hacer lo que nos han dicho toda la vida que debemos hacer (luchar contra nuestro perro para imponernos, hacerle ver quién es el lider, comprar productos dañinos para él, etc.) ni seguir pensando que nuestro perro es una máquina que nos ha salido defectuosa… Hacerlo fácil empieza por ponernos en el lugar de nuestro perro, por observarle, analizarle e intentar entender lo que siente, por no quedarnos en el síntoma y en el problema e ir a la raíz de los mismos… en un primer momento puede parecer más largo y difícil pero, si lo piensas bien, es un camino más, lógico, fácil y nos atrevemos a decir que el único  posible…

Y recuerda lo mas importante… ¡¡¡No te olvides de disfrutar de tu perro!!!

Puedes ver todas nuestras publicaciones siguiendo este enlace.

Comino, el perrete de la foto, fue abandonado junto a su hermano y solo quiere llevar una vida un poco más fácil… Si quieres darle la oportunidad que se merece, puedes ponerte en contacto con Hoope.org:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s